– Buenos días, quisiera cinco estampillas para Japón.

– Cinco estampillas para Japón…

– ¿tendría usted estampillas de colección ?

– Sí, espere, voy a ver lo que tengo…tengo solo dos motivos.

– Me gustan mucho esos de la torre Eiffel.

– ¿le doy cinco de la torre Eiffel ? 

– sí, por favor.

– son entonces, seis euros por favor.

– ahí tiene.

– gracias, que tenga buen día.

– adiós!

retour au dialogue