– Entonces, ¿ Ha encontrado trabajo ?

 

– No, no aún.

 

– Es cierto que no es fácil en este momento con la crisis.

 

– Sí, pero bueno. No hay que quejarse demasiado, es aún peor en otras partes.

 

– Sí, pero incluso en mi tiempo todo el mundo trabajaba. ¿Y está buscando en qué ?

 

– Pues en obra. Yo era un pintor de brocha gorda durante cinco años. Así que si conoce a alguien en busca de un buen pintor, usted puede referirme…

 

– Pues precisamente el señor Bouc me dijo que los jóvenes están desempleados pero no quieren trabajar; que está buscando a alguien en este momento … Pero esto no es para pintar … Sólo tiene que ir a verle si le interesa.

 

– ¡Por supuesto que estoy interesado! ¿ Y dónde lo puedo encontrar ?

 

– Está en la obra, vaya a verle directamente allí. Él hace su descanso entre el mediodía y las dos.

 

– ¿ En la obra cerca de la estación ?

 

– Sí, sí. Pero bueno, resérvelo para usted, es lo más difficile Sr. Bouc.

 

– No se preocupe, yo estoy acostumbrado. En todo caso, gracias por la info. Si funciona, ¡le invito a cenar!

 

– Ah bah, ¡lo haremos hablando en el barrio! Vaya,

 

– Buen día.

 

– Buen día.

écouter ce texte en français